No me gusta el baloncesto previsible y aburrido

Crónica Jornada 10

Muy gratamente sorprendido.

 

Y no sólo por el resultado, sino por la actitud demostrada por mis jugadores. Creo que lo que mejor define el talante de mi equipo es la anécdota que cuenta Caaaaaaalvo en el blog de La Ermita: un jugador contrario le pedía al árbitro que nos callásemos! (eso sí, siempre sentados para evitar las técnicas) Ese detalle me gusta, pero es que si encima se desarrolla en campo contrario…  casi me transporta al éxtasis!

 

Entrando ya a analizar el partido, debo decir que empezamos muy bien estructurados, tanto en ataque como en defensa. La defensa sujetaba bien sus opciones, hasta que apareció dos veces seguidas su número 4 para clavar 2 triples prácticamente seguidos en los primeros compases del partido. Por cierto, este jugador merece una mención especial, pues es una delicia verle armar el tiro. Se trata de un tirador sin esfuerzo en la mecánica, todo muy fluido, buen físico… el balón salía de las manos como si tirara un yugoslavo. Infinitas vueltas, parábola perfecta y tocando la red de milagro. Simplemente excepcional!

 Volviendo otra vez al partido, nuestra  buena defensa hizo que el marcador sólo reflejara 24 puntos encajados al descanso. La acumulación de faltas en jugadores importantes desajustó un poco las rotaciones y esto se notó en nuestro ataque, provocando una recuperación en el marcador del equipo local en los últimos minutos del segundo cuarto. A pesar de esto, lo cierto es que

  ésta ha sido la primera vez en la temporada que hemos estado todo un cuarto concentrados hasta el último segundo. Muestra de ello es que, a falta de 30 seg aproximadamente, ganábamos de 6 puntos, hicimos un mal ataque seguido de un balance bastante deficiente, llegando solamente a molestar mínimamente el contraataque que, por suerte para nosotros, erraron; y cuando quedaban 6 seg para nuestro ataque, agotamos el tiempo y lanzamos… todos se quedaron quietos menos uno de mis jugadores que entró al rebote, como siempre, y el resultado fue: tiro fallado, palmeo en el aire y 2 puntos. Hace 2 meses esto mismo hubiera sido 4 puntos al descanso, sin embargo ayer castigamos su descuido y de posible +4 nos fuimos al descanso con +8.

 

En el inicio nos recortaron un poco las diferencias pero luego las estabilizamos casi todo el cuarto en torno a los 8 puntos, hasta que apareció de nuevo el número 4 a quien solamente le hizo falta aprovecharse de los despistes de la defensa (se queda solo en una transición y como agradecimiento nos regala un triple; bloquea al base y continúa abierto, fallo de comunicación de mi defensa y se van los dos con el driblador, pase a la continuación abierta y otro triple).

 

Menos mal que salió en nuestra ayuda el jugador 15 de Águilas. Después de soltar el codo un par de veces con el balón parado por el árbitro e intentar desestabilizar a mis jugadores, en el último minuto entra al rebote empujando, lo que le cuesta una falta, la cuarta. Águilas no tenía problemas, no tenía ni bonus, pero quería salvarnos el cuarto, así que protestó y protestó hasta que le pitaron la técnica, y como siguió con una dedicatoria a la madre del árbitro, se ganó otra técnica. Resultado de la jugada intrascendente: 4 tiros libres y banda. Metimos sólo 3 y justo después le regalamos dos faltas en el centro del campo y con bonus, al jugador número 4. Al final, el parcial de ese cuarto fue de -2, así que menos mal que el número 15 nos regaló los tiros libres de las técnicas.

 

En resumen, todo el buen trabajo de un cuarto perdido por falta de concentración.

 

Llegó el último cuarto con +6 para nosotros y pudiendo contar de nuevo con los jugadores del quinteto. Empezamos con un triple de uno de los jugadores que había reservado por faltas. Entró Julio en el minuto 3 del último cuarto, y como hubiera dicho el gran Andrés Montes: “Julio cogió su fusil”, puesto que hizo 13 puntos de los 24 que metimos (2 triples, 1 canasta de 2 y 5 tiros libres), con la ayuda de nuestro pivot “Espartaco” José David, que se adueñó de los dos tableros. En los últimos 3 minutos la relajación provocó varias pérdidas y el resultado del cuarto acabó en un 10-24 que dejaba sentenciado el partido. De nuevo nuestra línea exterior cumplió y los interiores complementaron un ataque muy variado en opciones. Si no es un jugador es otro, y si no es un titular es un reserva. Esto ya parece un equipo de verdad. Ahora nos vienen de golpe todos los rivales de arriba: Duna, Salesianos y La Unión. En la Jornada 13 sabremos con poco margen de error cuál puede ser nuestro puesto para un play-off (espero), puesto que nos habremos enfrentado con nuestros más inmediatos perseguidores en la clasificación. Se me antoja un play-off en el que no va a haber peritas en dulce. 

 

Ya para terminar, el equipo de Águilas no se parece en nada, o casi nada, al de la primera vuelta. Está mucho más organizado y estructurado, y se nota la mano del entrenador. Muy duros, pero a la vez muy deportivos. Sólo sus despistes en el último cuarto hicieron que nos separáramos en el marcador. Este equipo seguirá creciendo; si no, al tiempo.

 

El resto de la jornada ha dado estos resultados:

 

Duna – Salesianos:

Como ya dije, Duna tenía

a priori más urgencia, pues la derrota inesperada de Águilas les quitaba margen de error. Nos hace un favor momentáneo que nos otorga la segunda plaza en solitario. Lo malo es que nos vamos encontrar esta semana a un rival mucho más motivado y con ganas de quitarnos la segunda posición. Espero que sea un partido bonito.

 

Algar – La Unión:

Era difícil, si no imposible, que se produjera un resultado distinto al que ha sucedido. Si La Unión tiene otro desliz se quedará prácticamente sin posibilidad de play-off, porque tendría que suceder que, equipos que sólo han perdido 2 partidos en una vuelta, ahora perdieran 5 ó 6.

No era previsible que El Algar, que ya no se juega nada, pudiera inquietar a La Unión, y así ha sido.

 

LUA – Mazarrón:

Los lumbrerenses siguen demostrando que los movimientos de fichas que ha hecho le siguen dando resultados. Esta vez, victoria holgada en Mazarrón, lo que le permite seguir haciendo cálculos y de paso no separarse de La Unión, puesto que hasta la última jornada LUA tendrá el basketaverage ganado en caso de empate entre ellos dos.

 

Pulpí – San José:

Ya lo avisamos cuando jugamos en su campo, a este nuevo Pulpí nadie le iba a ganar de 100 puntos. Se han reforzado bien. Perder de 20 contra San José es una referencia para que otros equipos sepan de qué va ahora el equipo de Pulpí.

Pedro J Jordán

Anuncios

Una respuesta

  1. Enhorabuena por la victoria, la verdad es que el 4 de Águilas es increíble lo que enchufa, la vez que menos puntos me ha metido fue cuando éramos junior y se quedó en 8 porque se lesionó en el minuto 5 de partido, de lo mejorcito de la liga por fuera.
    No paro de contar para que llegue el partido, este verano si nos vemos vamos a tener conversación seguro¡¡¡

    24 enero, 2011 en 16:04

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s