No me gusta el baloncesto previsible y aburrido

Pues va a ser que es verdad.

No me gusta analizar los partidos nada más acabar porque la reflexión siempre se suele llevar al extremo, de tal manera que o bien somos lo mejores o los peores, pero no hay termino medio. Conforme van pasando las horas y los días, empiezas ya a ser más consciente de algunas cosas que han pasado, unas porque las recuerdas y van apareciendo como fogonazos, otras porque te las recuerdan y otras porque las ves en vídeo.

 Creo que leer agunos comentarios del siempre ilustre ANÓNIMO, me ha hecho reflexionar detenidamente y revisionar el partido desde otra perspectiva, y sí, creo que efectivamente fue así, se me fue un poco la pinza, pero igualmente creo que mucho menos de lo que pudo parecer (los que me conocen pueden dar fe de que es así). Como suele ser normal las cosas siempre pasan por un motivo, pero eso, evidentemente, se queda en el vestuario con mis jugadores. En cualquier caso, pido disculpas a mis jugadores y agradezco a ese anónimo su punto de vista.

 

Respecto al partido puedo decir que en sí fue muy distinto al de DUNA, aunque algunas circunstancias también volvieron a repetirse, como, por ejemplo, la pájara monumental defensiva del primer cuarto. Cuando las cosas se repiten, la responsabilidad, sin lugar a dudas, está muy clara y definida, tanto por mi parte, como por la de los que empiezan los partidos.

 

Después se empezó a enderezar, y ahí es donde creo que me equivoqué, porque tenían que haber jugado más esos jugadores. Espero no equivocarme más en este apartado. En este segundo cuarto la defensa subió enteros y, a pesar del desastre en ataque, se llegó al descanso con un marcador apretado, como con DUNA.

 

Al descanso se habló, y mucho, entre nosotros, sobre lo que estaba fallando y todos fueron conscientes del problema. Pues justo como habíamos hablado y estructurado que debían hacerse las cosas, las hicimos completamente al revés y empezamos a tirar más salvajemente de 6,25. Y, además, ya daba igual lo que hiciera, desde cambio de jugadores, de sistema, tiempos muertos, etc., dio todo igual, siguieron haciendo justo lo contrario de lo que teníamos que hacer.

 

Unas decisiones defensivas cuanto menos extrañas, puesto que no las habíamos trabajado NUNCA, permitieron conceder tiros demasiado fáciles a un equipo que se cree capaz de ganarlo todo (como así ha sido hasta ahora), lo que unido al muy buen porcentaje en la linea de 3 de salesianos, hizo que dieran la vuelta al partido en muy poco tiempo. A partir de ahí, más de lo mismo. Más nervios, más tiros rápidos y más aislamiento del único jugador que nos puede dar un equilibrio en ataque, José David.

 

Como muestra del despropósito del partido, resulta que cuando quedan ya pocos segundos les digo que no hagan faltas (nunca se sabe cómo puede acabar una liga, y más la segunda autonómica de este año, y si no al tiempo); ¿resultado? Un carrusel de faltas que hicieron que la diferencia se ampliara en 2 o 3 puntos más de lo que tenía que haber sido, pero bueno, para eso estamos donde estamos y hacemos lo que podemos.

 

Y por lo que se refiere en concreto a mi equipo, entiendo que haya gente que lógicamente piense que, a su entender, el mejor exterior de la liga pueda ser este o aquel jugador, algo que no me tomaría nunca la molestia de discutir porque ya se sabe que para gustos los colores y cada uno sabe lo que le hace falta a su equipo, es más, lo que puede ser ideal para un equipo quizá no lo es tanto para otro; pero de lo que no tengo la menor duda es de que tengo la mejor línea exterior de la liga, algo que, por otro lado, nos crea un problema (como bien dijo José Antonio (Caaaaaaaalvo) el día después de DUNA, a Fulanito, a Menganito y a Zutanito le entran las prisas y quieren ganar el partidos ellos solos), y ese problema lo tenemos porque efectivamente esos jugadores pueden resolver ellos solos los partidos, solo que en su afán de hacer las cosas bien, pecan de individualistas. Pero bendito sea ese problema¡¡¡ que, además, querré tenerlo siempre en mis equipos. Ahí está el desafío como entrenador, conjuntar a jugadores que tienen la capacidad por si solos de ganar partidos. Conjuntar a un equipo de mediocres a los que les da miedo tirar cuando llega la hora de la verdad y a los que les asusta el fallo, es bastante más fácil puesto que son muy ordenados, entre otras cosas porque no tienen calidad para salirse del guión. Eso no quiere decir que esos equipos no ganen partidos, lo hacen y mucho, pero no sé porqué luego aparecen esos otros jugadores en las finales y en los play-off, que son los que te rompen el guión preestablecido, y te dejan una cara de tonto cuando te eliminan. Y todos hemos sufrido algún partido de esos, así que aunque sólo sea por gusto personal, quiero y me gusta el tipo de equipo que tengo.

 

Quizá mi mayor mosqueo en este tema es que esperaba una evolución mayor de la mayoría de estos jugadores, porque no es que les esté pidiendo cosas que no han hecho nunca, sino que sé perfectamente que ya las han hecho porque las hicieron conmigo hace unos años. Eso sí que me está trastocando un poco, aunque sé que al final saldrá lo que estamos buscando, y ese día, además de tener una línea exterior excepcional, empezaremos a meter en el juego a otros compañeros, y será entonces cuando nuestro juego de ataque se torne muy difícil de parar. Mientras, me tocará seguir sufriendo e, inevitablemente, me mosquearé mucho también.

 

Por otro lado, la defensa poco a poco va tomando forma y también va mejorando, de hecho si no hubiera sido por eso no hubiéramos llegado ni al descanso con opciones. Así que no me importa si ese partido tiramos 30, 40 ó 60 triples, si al final esto mismo sirve para que se recapacite un poco y se piense más en el equipo ¿Que quizá nos quedamos fuera del play-off? Bueno, es una posibilidad, pero tampoco será un trauma para un equipo que no lo ha hecho hasta ahora. Evidentemente nos fastidiará y mucho, pero los demás tambien juegan y entrenan con un objetivo. En cualquier caso, hay algo que me gustaría que quedara muy claro y es que, si mi equipo empieza a jugar bien y a utilizar los recursos que tiene (aunque todavía no sea consciente de que los tiene), no me da miedo tener que enfrentarme a ningún equipo, ya sea Molina o cualquier otro, y quizá nos ganen, pero desde luego que lo van a sudar bien.

 

Y después de dorar tanto la píldora, alguno pensará que lo malo no lo digo y, evidentemente, no lo hago, y menos por aquí. Eso es patrimonio del vestuario y quien quiera saberlo que le pregunte a alguno de los jugadores.

 

Antes de terminar el post me gustaría saludar a esos “peaso” de analistas del método y de los  partidos. Alucino al leer lo que opinan algunas brillantes cabezas pensantes. Unos dicen conocer a este equipo, así que he de suponer que han debido estar con ellos en la pista más que yo y por eso, sin lugar a dudas, llevan razon en todo cuanto opinan sobre el equipo. Por su parte, otr@s hablan de la confrontación de métodos (qué cracks¡¡), por lo que supongo que habrán estado con la Dirección Técnica de Salesianos evaluando si la filosofia y el trabajo de ese equipo es el que ha programado el Club, e igualmente, supongo que se habrán pasado por los entrenamientos de La Emita para comprobar el otro método. Y ya cuando estos mismos dicen que un libro que tiene unos 2.500 años es el NUEVO método, esto ya es para troncharse. En fin, por la forma de expresarse creo que se trata de alguien fácilmente identificable, que ahora parece que quiere extender sus opiniones por más sitios de los que ya lo hace. Bueno, el mundo es libre e Internet mucho más. 

En lo poco que puedo estar de acuerdo con esos ANÓNIMOS fabulosos es en que el partido lo perdí yo, porque debieron jugar más otros jugadores a los que, sin embargo, no habéis nombrado (a ninguno). Utilizaré un proverbio turco y espero que no salga la analista del método diciendo lo novedoso que es: ”

una vez que el carro se ha roto muchos te dirán por dónde no tenías que haber pasado” . Como véis, es bastante sencillo, una vez que pierdes y haces una reflexion (reforzada por el vídeo), te das cuenta de lo que no tenías que haber hecho, o más bien, de lo que tenías que haber hecho para haber sido más justo con el trabajo de la semana, o si matizo aún más, diría que con el trabajo del último mes.

 

 

ENHORABUENA a SALESIANOS, un Club al que siempre guardo un cariño especial como ya dije en mi anterior post.

 

 

P.D. ¿Mejor así, Arturo?

  😉

Anuncios

Una respuesta

  1. Arturo

    Ya sabes que a mi si que me gusta que des caña!!!
    1.- Ni caso a los anónimos.
    2.- Desde mi punto de vista, el partido no lo perdio una persona sola. Salesianos metió 4 o 5 triples seguidos al empezar el último cuarto y entre su euforia y nuestros nervios, pues consiguieron jugar mejor el final y ganar. Pto. Que si pegas un grito o Julio y Pablo discuten una jugada… Pues muy bien que lo veo, significa que se quiere ganar.
    3.- Ya lo dijo el Calvo hace un par de semanas, quedan muchos partidos todavía. Al final ya se verá.

    A ver si algún viernes puedo ir.
    Un abrazo

    8 febrero, 2011 en 18:06

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s