No me gusta el baloncesto previsible y aburrido

SE ACABÓ LA FASE REGULAR (I)

Y menos mal, porque si dura un mes más, con el gafe que llevamos esta temporada, me lesiono hasta yo, pero bueno……

Quiero intentar hacer un repaso de los equipos al término de esta temporada regular, y para que nadie se moleste ya adelanto que lo hago desde mi casi total desconocimiento del funcionamiento interno de los equipos/clubs, así que tened en cuenta que son MIS opiniones vistas desde FUERA, por tanto, no pretendo llevar razón, sólo exponer mi forma de ver las cosas.

SALESIANOS-SAN JOSÉ:

No me he equivocado en mis predicciones y los colegiales se llevaron la victoria, la necesitaban más y encima en su campo. Estaba bastante claro, y si a eso se unía que San José era primero matemático, que no iba a llevar siquiera a varios jugadores importantes y que otros iban a tocar la pista lo justo, el resultado no podía ser otro.

Para los que piensen que San José está de bache está muy claro que no conocen nada en absoluto a ese equipo/club. Están más fuertes que nunca y el tiempo (espero) me dará la razón. Mi forma de ver las cosas es la siguiente: Sólo han perdido partidos cuando eran matemáticamente primeros o casi: a partir de la derrota de Duna les bastaba con ganar un partido si mal no recuerdo para ser primeros, lo hicieron conmigo de manera aplastante y todavía les quedaba el “comodín” de Mazarrón, equipo que a día de hoy no es rival para los de la Vega, aunque jueguen con la mitad del equipo junior. Así que era bastante fácil predecir con un mínimo de acierto los resultados. San José no necesita ni tiempo de aclimatación de jugadores ni nada de nada, llevan jugando juntos muchos años, y sólo tienen que querer ganar, y ahora es cuando les hace falta. No solo eso, sino que además los jugadores menos habituales han tenido muchos minutos de la verdad (prórrogas por medio), ahora llegan completos a los cruces (que envidia) y completamente recuperados todos los jugadores, y además con sus reservas habiendo jugado prorrogas…… sacad vosotros las conclusiones.

Creo que sólo hay una opción para que pierdan un partido, y es que en la ida ganen de 30 y en la vuelta se relajen y pierdan de 4 ó 5 puntos para no forzar. Son veteranos y saben jugar este tipo de partidos, la mayoría de ellos están literalmente aburridos de jugar F-4 de 1ªAut. La otra opción es que lleguen a la final, ya que pienso que esto les va a importar un pimiento, porque no creo que la vayan a guardar en una vitrina como harían otros clubes. A mi entender, esta temporada es de paso para ellos, ganarán lo que tengan que ganar y subirán, y espero de corazón que suban, por su bien, por el de la segunda autonómica y por el de la primera (y al año siguiente ya veríamos).

Respecto a Salesianos, el resultado del trabajo de esta temporada se verá la próxima, ya que se supone que un equipo filial está para dar minutos a jugadores con proyección del primer equipo. A partir de aquí voy a hablar de cosas que no conozco del club, y no sé si coincidirá con su forma de ver las cosas o no. Bajo mi punto de vista la existencia de este equipo se puede deber a 3 supuestos, y cada uno de ellos conlleva una acción posterior.

1ª- Es un equipo filial, pero realmente es un equipo de Acción Social, es decir, es un equipo donde los que no tienen sitio en el primera se divierten, pero que no tienen opciones reales de llegar al primer equipo. Este tipo de equipo lo tienen muchos clubes importantes, y la labor de este equipo es fundamental para que los chavales no pierdan la ilusión por este deporte y tengan un sitio donde jugar y divertirse. El objetivo de un equipo así debería ser ganar la mayor cantidad de partidos posibles y seguir disfrutando. La mayor exigencia para este tipo de equipos debe ser no parecer una banda y dar mala imagen al club.

2ª- Es un equipo filial “de facto” y su objetivo principal (y casi único) es ganar la mayor cantidad de partidos posibles de la manera que sea. Esto tiene una ventaja y un inconveniente, la ventaja está clara, ganas más partidos porque “limitas” la posibilidad de errores de los jugadores, asignándoles roles muy grupales y sólo tareas que desempeñan bien. El inconveniente es evidente, es muy difícil que salga un jugador con personalidad (y calidad) de líder, y que sea una referencia en la pista, porque para eso debe experimentar muchas opciones y sobre todo aprender a equivocarse. Esto no es malo ni bueno, es así, cada club elige el camino que desarrollará su filial. Si este camino fue el que eligió Salesianos a principio de temporada los deberes se han realizado con SOBRESALIENTE y supongo que la recompensa debería ser que muchos de estos jugadores pasasen a engrosar las filas del primer equipo el año que viene. Porque si no es así, ¿qué mensaje se transmite? “Habéis sido capaces de hacer una temporada genial y aún así no valéis para el primer equipo”. No creo que sea el mejor mensaje para un filial.

3ª- El equipo filial está para “apostar” por determinados jugadores que el gabinete técnico considera que tiene opciones reales de llegar al primer equipo y aportar cosas importantes. En este supuesto la responsabilidad mayor recae en la dirección técnica que tiene que determinar por qué jugadores apostar, y apostar lleva ligado intrínsecamente la palabra equivocarse; por tanto, es inevitable pero necesario en este tipo de equipo hacer dichas apuestas y tener en cuenta y asumir que podemos tener errores y ser injustos con algún jugador. Si se elige este tipo de equipo se sobreentiende que un gran porcentaje de los tiros debe estar enfocado a que lo realicen un máximo de 2-3 jugadores, aunque esto también puede variar según las generaciones, ya que habrá generaciones en las que se apueste por 4 ó 5 jugadores y generaciones en las que no se apueste por nadie. La estructura de los equipos de esta opción debe ser una estructura capaz de poder competir a buen nivel y tener muchos “especialistas” que conocen su “oficio”, para poder darles la mayoría de la responsabilidad a los jugadores por los que se apuesta. No conozco ningún jugador que aprenda a tirar los tiros de últimos segundos que ganan los partidos, si nunca (o pocas veces) los tiran. Por ejemplo, si hay 6 tiros que pueden hacer ganar un partido durante la temporada deberían pasar por las manos del mismo jugador, para que aprendiera a gestionar lo mejor posible esas opciones, y asumir los fallos, que es otro de los problemas de este tipo de jugador. Este tipo de equipo se basa en poner toda la infraestructura al servicio de los jugadores por los que se apuesta y ponerles otros jugadores que le puedan ayudar a crecer (un base que hace que le llegue el balón a estos jugadores, por ejemplo) e incluso quitar jugadores que le estorben en su crecimiento (jugador de parecidas características que lleva en ese rol 2-3 años y no termina de despuntar), y por supuesto, no confundir basar el juego en dichos jugadores, con que estos hagan lo que les dé la real gana (sobre todo en la parcela defensiva que es donde este tipo de jugador se despista más). Es la forma más difícil de llevar un equipo filial, pero es la que mejores jugadores consigue y la que más injusticias comete, pero al igual que el jugador tiene que aprender a asumir errores, el gabinete técnico también. Si Salesianos ha optado por este tipo de equipo, sólo ellos sabrán si sus apuestas han dado sus frutos y si pueden subir al primer equipo con garantías.

Para terminar esta primera parte voy a hacer otra reflexión:

¿Por qué la mayoría de los entrenadores siempre quiere equipos ordenados y fácilmente entrenables y acaban fichando a jugadores capaces de ser extremadamente individualistas (con éxito evidentemente) y no tan entrenables?

Cada uno que piense su respuesta, aquí nunca hay una razón verdadera, ni nadie tiene la verdad absoluta.

Anuncios

4 comentarios

  1. La pregunta no la veo así, conozco casos donde hay muchos jugadores técnicamente buenos en un equipo pero el equipo se complementa con jugadores tácticamente buenos o que te aporten estabilidad, compromiso y unión en el vestuario.

    4 abril, 2011 en 18:17

    • Siempre su pueden matizar muchas cosas. Yo lo que he visto es siempre lo mismo, al final ese jugador que tiene fama de un poco díscolo (no destructor) siempre encuentra sitio porque al final hay muchos entrenadores que necesitan jugadores capaces de asumir fallos, y cuando no los tienes o los “fabricas” los fichas.

      4 abril, 2011 en 18:26

  2. salmorejo Almeriense

    Me alegro de corazon que el equipo colegial de salesianos por fin ha obtenido el resultado que merecian. Mi opinion personal que toda su plantilla podia haber defendido la categoria del primera pues todos tienen experiencia en el baloncesto no son tan niños para la definiciòn colegial, son los sacrificados .

    6 abril, 2011 en 12:54

    • Si has leído el post te habrás dado cuenta que en mi opinión Salesianos puede haber planteado las cosas bajo 3 puntos de vista, y cada supuesto conllevaba unos pros y unos contras.Así que es la dirección técnica de Salesianos la que debe determinar si la temporada se puede catalogar como buena o mala.

      El calificativo de COLEGIAL es al club, no al equipo, y es por su (mi) origen, no para hacer referencia a la edad de sus integrantes.

      6 abril, 2011 en 13:37

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s