No me gusta el baloncesto previsible y aburrido

SABADO DE FINALES JUNIOR

Gracias a la planificación de la FBRM no he podido estar este fin de semana en todas las canchas que me hubiera gustado, pero supongo que eso lo hacen para que no nos empachemos mucho de baloncesto en nuestra región.

Empezaré con el primer partido que vi, la semifinal de la F-4 junior masculina en la que Molina consiguió el pase a la final al ganar al CB Cartagena. En este partido había unos lñideres claros por cada equipo; por Molina: Adrián (alero), Pablo (pivot) y Juan (base); y por Cartagena: Pablo (base) y Benjamín (alero).

En la primera parte yo esperaba que Cartagena se hubiera contagiado del espíritu de las juniors femeninas en su partido ante Capuchinos, pero nada más lejos de la realidad. En Molina empezó ya desde muy pronto a notarse por quién pasaban los balones, mientras que en el CB Cartagena no tanto. Adrián empezó muy incisivo, pero no demasiado acertado en la larga distancia, y el que empezó a meter fue el base (Juan), mientras que en el rebote Pablo y Adrián seguían dominando. En el CB Cartagena evidentemente todos los balones pasaban por la manos de su base (Pablo), pero no llegaba casi ninguno a Benjamín, no solo por la buena defensa de Molina, sino por las carencias de los jugadores del Cartagena en el pase, y más que en la ejecución del mismo, por el momento en que había que darlo. Desde arriba (la grada) se ve el partido desde otra perspectiva y desde ésta el pase estaba para que Benjamín pudiera postear, pero sus compañeros dudaban y entonces el pase era imposible, y si alguna vez le llegaba, como mínimo tenía una ayuda pendiente de cualquier movimiento. La ausencia de balones a Benjamín hizo que éste jugara con un poco de ansiedad, lo que le llevó a errar en algunas decisiones.

Por su parte, Molina seguía con el rodillo y el balón, y para generar el inicio del ataque siempre estaba muy claro: a la primera opción posible, balón a Adrián, y a partir de 1c1 y p&r se movía el resto. No siempre terminaba definiendo él mismo, pero generaba las ayudas defensivas necesarias para que los demás tuvieran un poco más de tiempo para decidir mejor, y eso se noto mucho. Además Pablo estuvo hiperactivo en las dos zonas, y aunque en defensa no tuvo demasiado trabajo en la primera parte, en ataque no paraba de bloquear a compañeros (directos e indirectos), continuaciones siempre peligrosas, cortaba constantemente por la defensa en zona que dispuso Cartagena, e incluso autobloqueaba al rival cuando invertían el balon y pedía que le colgaran el balón en el aro con el índice de la mano. En la segunda parte la posicion en el juego de Benjamín cambió y estuvo más cerca del primer pase del ataque y recibió muchas más veces, aunque un poco más fuera del radio de acción donde es más peligroso, pero por lo menos entró mucho más en juego y eso lo notó Cartagena. Molina siguió con el mismo guión; Javi Aguilar mantuvo siempre a Adrián o Pablo en pista, la jerarquía está muy clara en este equipo. Si el partido se hubiera limitado a estos jugadores hubiera ganado Molina, pero más bien en el último cuarto; el problema para Cartagena es que el resto de jugadores, en cuanto a intensidad se refiere, no estuvo a la altura de una F-4, ya que parecía que daban por bueno el haber llegado. Molina, en cambio, se notaba mucho más intensa, y cada jugador que salía se sabía y quería ser campeón, como así ha sido al final. Creo que muchos jugadores del CB Cartagena deben mirar, y bastante, a la sección femenina, en la que la actitud, por lo menos, es la necesaria para afrontar una final.

Antes de acabar el partido nos fuimos a ver el partido de vuelta de la final junior femenina, en la que Capuchinos tenía que demostrar que lo del jueves fue un “Expediente-X”.

El calentamiento de Cartagena me llamó muchísimo la atención; algunas veces, como entrenador, crees que los jugadores, cuando están concentrados, tienen que estar serios (como estaban las de Capuchinos), pero Cartagena no estaba seria ni mucho menos. Mientras corrían y se cruzaban en los ejercicios de calentamiento, se iban riendo y chocando las palmas, y parecía que iban a un partido de exhibición en el que el resultado era lo de menos. Cuando llegó el momento del partido estaban tan concentradas o más que el rival. GENIAL, sólo se me ocurren palabras de admiración para la forma en que trabajan el coco de las jugadoras en Cartagena.

Capuchinos volvió a repetir ausencia con Rocío Paños, ya que parece ser que a esa hora no podía venir. Hubo algún amigo que me dijo que era una faena no haber podido poner el partido en otro horario para que pudiera asistir la que, sin duda, es la jugadora más determinante de la categoría, pero yo no lo veo así. Si el objetivo de este superequipo es hacer algo en el campeonato de España, tienen que ganar a Cartagena sin Rocío y sin alguna más también. Este equipo de la mano de Eugenio en infantiles fue 5 de España y en cadetes (después de ganar la final en el último segundo contra las que ahora son también compañeras) se clasificó de nuevo para el campeonato de España pasando el sector, así que no puede haber la más mínima excusa de no tener a una o dos jugadoras.

Capuchinos empezó cargando el juego con Pili, que les machacó en la zona en los primeros ataques. Cartagena aguantaba el tipo como podía, pero la intensidad de las murcianas no era la de la primera parte de Cartagena. Pronto se abrió una pequeña brecha en el marcador y parecía que el partido iba a romperse pronto. La actitud de las chicas era buena, pero les faltaba un punch “asesino” que sí tuvieron en la primera parte de Cartagena. Entonces se produjo un cambio de jugadoras, y salió a pista la nº17 de Cartagena, es una jugadora con unas limitaciones importantes en el tiro de larga distancia y su mano izquierda, pero que tiene una intensidad muy destacable y que contagia una energía…¡¡ que ya la quisiera yo para mi equipo senior masculino ¡¡ qué lujo de jugadora, defensa, correr, contraataque…. un tipo de jugadora siempre necesario. A partir de su entrada en pista la defensa subió algunos enteros, pero el acierto de Esther en el triple no fue el mismo que en el partido de ida, y lo echaron mucho de menos. La rotación de Capuchinos seguía haciendo mella en Cartagena, y cuando Laura se veía obligada a sacar algo del “fondo de armario”, Capuchinos siempre sacaba algún puntito de ventaja, aunque, vista la diferencia de jugadoras, las murcianas no estuvieron a la altura que se esperaba de ellas. Del equipo de Capuchinos, que tiene 13 fichas, creo que solamente 1, a lo sumo 2, no han estado en selecciones murcianas, creo que eso puede dar una idea de la diferencia entre los dos equipos. En las murcianas iban apareciendo por rachas, ahora una jugadora, después otra, pero no había una jugadora que llevara el peso. Si en el partido de ida fueron las bases las que aportaron muchísimo en ataque, esta vez fueron las aleros. Andrea (5 triples en la ida) y Nuria no tuvieron el dia, pero Blanca, que en Cartagena perdió muchos balones, se hinchó a dar asistencias y pases interiores a Pili y a cualquiera que se quedaba sola, y además lo adornó con alguna canasta y con tiros libres.

Cartagena, por su parte, aguantaba como podía y la jugadora que más se veía era Ruth (alero), ¡¡qué prodigio¡¡ rebotes, defensa, penetraciones, un derroche físico todo el partido, y si cogia el rebote salía al contraataque ella misma. Por ponerle un pero, sólo sería lo poco que se prodigó en el tiro exterior y las dudas que le generaba a su juego de penetración cuando le negaban la mano derecha. La nº14 de Cartagena estuvo bien todo el partido, pero cuando más se le vió fue en el esfuerzo final del partido cuando intentaron recortar la diferencia que llevaron siempre las murcianas. Un triple y un par de entradas les pusieron muy cerca, pero no era un día de sorpresas y las murcianas controlaron muy bien el final, manteniendo las ventajas y no dejándose sorprender. Tanto a Ruth como a la nº14 les conté no menos de 3 (quizá 4) defensoras distintas, aun así demostraron que no se echaban atrás. Cuando terminó el partido algunas jugadoras de Cartagena, incluidas las importantes, rompieron a llorar, pero ese lloro era porque realmente estaban convencidas de que podían ganar, y sentían que se les acababa de escapar una oportunidad. Si hubieran demostrado lo mismo, los chicos hubieran dado mucha más guerra a Molina.

Para terminar con los partidos del sábado, un apunte, el comportamiento de algunos padres de la afición de Cartagena fue ………. (rellenarlo vosotros). Provocando y encarándose con chicas de 16-17 años, ¡¡vaya ejemplo y vaya reflejo de grupo ¡¡ Creo sinceramente que un club que quiere (y debe) volver a ser referencia en el baloncesto regional no puede permitirse semejantes elementos cerca de los equipos, pero bueno, ellos sabrán qué imagen quieren transmitir.

Si quieres venir a probar con nosotros, el horario de partido-pachanga será el jueves a las 21:00 h, también intentaremos cerrar amistosos para algún fin de semana.

Si necesitas más información mi e-mail es : pedrojordangallego@gmail.com 


Anuncios

4 comentarios

  1. salmorejo Almeriense

    Yo tambien creia que esta temporada los juniors del Cartagena lucharian con uñas y dientes para que nadie les tosieran en la cara.
    Al final la historia se repite una y otra vez, esta situaciòn posiblemente tenga que necesitar los servicios de un PROFESIONAL en la materia, para que pueda aportar algo de luz .

    Se presume de ser un club referente en la Regiòn de Murcia cosa que al dia de hoy con datos en la mano, no es del todo cierto

    Se tienen los mejores Entrenadores del MUNDO en Categorias profesionales con mucha dedicaciòn en su trabajo, por lo menos es lo que se suelen decir de ellos publicamente.

    Los mejores padres del Universo, con una dedicaciòn total por la aficciòn de sus hijos entregados en cuerpo y alma al club , pero nadie ha preguntado como se Sienten que es lo que esperan o necesitan para dar el GOLPE final tan necesario como EL AGUA DE MAYO Para tener historias diferentes,

    He leido que la mayoria terminan su etapa junior, que no podran compatibilizar Universidad con el deporte federado los que continuen tendran que jugar en equipos Autonomicos, sin ninguna compesaciòn economica.

    Manda narices pregunto ¿Para que leches tanto circo?

    Un Saludo

    4 mayo, 2011 en 19:11

    • Creo que algunas veces o no te entiendo bien o que quizá mezclas cosas que a mi forma de ver no hay que mezclar.

      Dar la cara un equipo de categoría BASE no debe ser exclusivamente juzgando su lugar en la clasificación final; sí hay que tenerlo en cuenta, pero de forma secundaria. Creo que el junior de Cartagena, a nivel de resultado, lo ha hecho muy bien: ha llegado a la final 4 y ha hecho un buen partido contra Molina (a la postre campeón), con lo que, bajo esa perspectiva, poco que añadir, si acaso y si sólo te fijas en los resultados haber quedado terceros. Pero eso, insisto, si sólo te fijas en los resultados. ¿Sabes qué criterio se siguió en ese último partido? Por casualidad yo sí lo sé, porque estuve comentando el partido con su entrenador, y como él no se defiende, lo haré yo desde aquí. Lo primero que te diré es que, en esta generación, da igual lo que hubiera hecho el CB Cartagena y cómo hubiera planteado el partido, pues el 99% de los partidos los habría perdido. Molina se basa en una generación muy buena, que no es lo normal, es decir, Molina no gana normalmente las F-4 al CB Murcia.

      Lo único que yo he echado en falta a esta generación es una mayor intensidad a los jugadores que no estaban llamados a ser los actores principales. Pero a los jugadores principales y a su entrenador no creo que haya nada que reprocharles, puesto que hicieron lo que pudieron, aunque efectivamente siempre se puede hacer más. Y te aseguro que esto precisamente es lo que les pasa por la cabeza a los entrenadores una vez que acaba cualquier partido, da igual si lo ganas o lo pierdes, pero especialmente si lo pierdes. La decisión de Pepe García fue simple, prefirió quemar las naves contra un buen equipo y que sus jugadores con proyección estuvieran el máximo de tiempo posible jugando contra rivales de mucho nivel. Lo que consiguió fue “fundir” a sus jugadores principales, pero les ha servido de experiencia, ya que ninguno de los tres principales (Pablo, Benjamín y Alfonso) bajó de los 37 minutos, así que también se entiende que al día siguiente no estuvieran en las mejores condiciones para afrontar el tercer y cuarto puesto.

      Y que no se olvide que alguno de los nombrados anteriormente también fue por la tarde con el equipo de Liga Nacional, es decir, calentar, viaje y poco descanso físico y mental.

      Respecto a ser referencia en algo, sinceramente creo que a lo único que puede aspirar el CB en la actualidad es a ser referencia en su propia ciudad, y con eso ya tiene bastante ante la pujanza de los colegiales. Cartagena nunca va a poner nada en manos de un profesional, lo primero porque eso cuesta un dinero que no tiene, y lo segundo porque, en mi opinión, no es su estilo y no cree en esas cosas, así que más vale que lo tengamos asumido y dejemos que busquen una salida bajo su punto de vista. En este aspecto estoy completamente de acuerdo con Antonio Cánovas, si alguien quiere cambiar algo se hace socio y presenta otras opciones, directiva, filosofía, etc. Supongo que los padres siempre ponen toda su buena intención, no conozco a ninguno que quiera algo malo para sus hijos, pero, ¿están dispuestos a escuchar cosas que quizá no les gusten? ¿Tienen la suficiente humildad para que un entrenador les diga ciertas cosas sobre su hijo? ¿O el entrenador no conoce A-S-O-L-U-T-A-M-E-N-T-E NADA a su hijo y él sí? Pues casi seguro que será al revés, que el niñ@ mostrará una cara en casa y otra en los entrenamientos y el padre la de los entrenamientos no la conoce, o más bien NO QUIERE CONOCERLA porque no le iba a gustar NADA DE NADA.

      Y para terminar sólo te diré que es mucha casualidad que los mejores estudiantes, como norma, sean los que no faltan a los entrenamientos por tener que preparar exámenes (que además aprueban), los que no se van de viaje con los padres en no sé qué día, no repiten curso, y desde luego son los que siguen jugando y compatibilizando su deporte favorito con sus obligaciones. De lo que no estoy tan seguro es de cuánto tiempo dedican a la PLAYSTATION, FACEBOOK, NOVIA o BOTELLÓN, pero creo que bastante poco, es más, creo que es la única forma de llevar los estudios y el deporte hacia delante.

      Y por cierto, no sé muy bien a qué te refieres con no recibir compensación económica, porque si es a que si no se la dan no pueden entrenar ya me parece de risa y de poca seriedad. Tengo amigos que son campeones de ESPAÑA en otras disciplinas y SIGUEN pagándose sus clases, su gimnasio y sus desplazamientos, así que ya te puedes imaginar lo que opino de dar dinero a alguien que juega en categoría autonómica, es decir, 6ª categoría nacional, teniendo en cuenta además que si se compara con las autonómicas de Andalucía, Cataluña, Madrid, etc, realmente hablaríamos de 7ª ó quizá 8ª categoría nacional. Creo que sobran más comentarios respecto a este tema del dinero a los jugadores. Siempre y cuando, claro está, fuera a eso a lo que te estabas refiriendo.

      7 mayo, 2011 en 20:04

  2. salmorejo Almeriense

    Suelo mezclar cosas ,tienes toda la razòn pero asi es como me sale, no se hacerlo de otra forma.

    Sobre Pepe Garcia solo puedo decir cosas buenas, como diria D. Pepino Andaluz: ¿Ha comido con el ? pues diria que no pero nos conocemos personalmente, sobre todo le tengo respeto primero por el trabajo que realiza, segundo porque en cierta manera tambien ha vivido como tantos otros la oscuridad mas negra de este Deporte en el CB Cartagena.

    Solo me fijo en los resultados, para mi es el unico dato que habre puertas , lo demas se olvida facilmente nadie lo suele recordar.

    Yo no creo que sea necesario pagar en autonomicas a los jugagores, solo he comentado la opiniòn de un padre que lo ha publicado en su blog donde su hijo juega en el Cb Cartagena.

    Buen Verano

    9 mayo, 2011 en 12:41

  3. No sé si, como dices, Pepe estuvo en una de esas etapas negras, pero desde luego sí que le pilló una etapa de pésima gestión económica. Pero, bueno, según algunos: “eso era otro club”, aunque sigan por los mismos derroteros.

    Tú puede que sólo repares en los resultados, eres aficionada y, como tal, te fijas en lo que más te gusta, pero hay otros que tienen que fijarse en la evolución de los jugadores, dando a la clasificación final la importancia relativa que se merece (que no es poca, pero tampoco determinante y, además, en este caso concreto creo que ese aspecto esta más que cumplido).

    Por otro lado, creo que sé de quién es el blog que mencionas, aunque actualmente no lo sigo mucho (si es, claro, el que yo creo). Al respecto te puedo decir que la Dirección Técnica del club, con Pepe a la cabeza, desde antes de acabar la F-4, ya estaba haciendo movimientos y cálculos para dar continuidad a esos jugadores.

    Desde mi punto de vista, hay dos posibles formas de dar continuidad a esos jugadores que el club considera que merecen tener esa oportunidad:

    1/ Hacer un equipo para ellos, y no estoy hablando de un equipo de jóvenes, sino de un equipo que permita crecer a estos jugadores en los roles más convenientes a criterio de la Dirección Técnica. Esta opción tiene un coste económico (un autonómica no es gratis), así como también un coste de medios materiales (pistas, balones, equipaciones, etc) y personales (entrenador) mayor que la siguiente opción.

    2/ Cesión a equipos en los que van a poder disfrutar de minutos, haciéndoles lógicamente un seguimiento intensivo; así, por ejemplo, coordinando días de entrenamiento para que este jugador pueda entrenar lo que se acuerde con el equipo de cesión y pueda además entrenar, como mínimo una vez a la semana, con el primer equipo del club. Esta opción es la que ha utilizado muchos años el TAU, dándole muy buenos jugadores (Calderón, Noccioni, Escola, Splitter y alguno más que se me olvide). El riesgo que tiene esta opción es que no se sigan bien las evoluciones del jugador y que al final no se trabaje en la dirección que le hubiera gustado al club de origen, pero desde luego es mucho más económica y realista que la anterior.

    Y ya, para acabar, si al final no se pudiera “colocar” a esos jugadores, estos siempre podrán buscarse la vida en otros equipos y clubes, tal y como han hechos tantos y tantos antes que ellos.

    Buen verano a ti también, aunque a mí todavía me queda mucho que guerrear por aquí.

    🙂

    9 mayo, 2011 en 16:24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s