No me gusta el baloncesto previsible y aburrido

Crónica y previa con retraso.

Esta semana no he tenido un respiro y no he podido sentarme ni un rato a reflejar lo que vi en el partido del domingo pasado. Me acuerdo que la mañana empezó con amenaza de lluvia y que, tras un amago de lluvia, ya se quedó una mañana muy despejada.


Cuando llegue a San Pedro vi a los dos equipos calentando, pero el ambiente era frío, no era digno de un partido de ascenso. Todavía me acuerdo de nuestro partido de vuelta (en nuestro campo) de la liga regular: tras una charla en el entrenamiento del viernes en la que intenté mentalizar a mis jugadores, me encontré con que, una hora antes del partido, el único equipo que estaba en la pista era Duna; y, por supuesto, el único equipo que estuvo en la pista durante todo el partido fue el de Duna.

Sin embargo, esa sensación no me la transmitieron los de Duna en ningún momento durante el calentamiento, ni tampoco durante el partido del domingo pasado. Además, cuando ya pasé a fijarme un poco más en el calentamiento de San Pedro, enseguida me llamo la atención una cosa y es que, a falta de 10 minutos para que comenzara el partido, el jugador más desequilibrante de Duna (y a ratos de la liga) no estaba calentando.


Pregunté a los poquitos aficionados (familiares) que había de San Pedro y me dijeron que Pope no podía venir, que se lo había comunicado a su entrenador a las 9 de la mañana. Pope es un jugador, como ya dije anteriormente, muy difícil de parar y la combinación que hace con Raúl es determinante para San Pedro. En algunas jugadas del partido se vio cómo Raúl al poste hacía mucho daño y cuando la defensa empezó a ajustar le hicieron hasta algún 3c1, así que si Pope hubiera venido, esos fallos en el tiro hubieran sido muchos rebotes para su equipo y, por tanto, muchos puntos. Pero no vino y la cosa cambió radicalmente.

 

El partido empezó con imprecisiones por ambos lados, pero el que se asentó antes fue Molina, que con el tiro exterior aguantaba las acometidas interiores a las que le sometía Duna. Cuando Raúl recibía cerca era canasta ó 2+1; pero cuando el ataque se precipitaba un poco, a Raúl le costaba seguir el ritmo del partido, y eso castigaba los intereses de Duna, que no supo verlo. Al poco tiempo Duna tenía que refugiarse en una zona para evitar que se desgastara mucho Raúl, que era el único jugador que hacía daño. La verdad es que eché en falta un poco más de actividad por parte de Adrián, a quien sólo se veía muy a ratos. Creo que Duna fue al ritmo que peor le iba, es decir, el ritmo justo para que Adrián no corra todo lo que puede y el que sigue siendo alto para su único pivot. Cada vez que tenían que sentar a Raúl esto se notaba demasiado en el campo, sobre todo en el rebote defensivo, aunque Álvaro se fajó bien y  aportó varios rebotes en su zona. Molina seguía a su ritmo, sin estridencias, pero cada error de Duna era castigado sistemáticamente.

 

El hecho de contar con Pope aporta a Duna un pivot rápido que acompaña bien las transiciones y carga el rebote en segunda llegada, además de que pueden rotarlo para que siempre uno de dos (él o Raúl) esté siempre en pista. Al faltar Pope se quedaron cojos en la rotación de los postes, y creo que les afecto más psicológicamente de lo que les debía haber afectado. Han jugado y ganado partidos difíciles sin él pero ya sabían de antemano que no podía estar; sin embargo esta vez fue distinto, todos esperaban que estuviera y su ausencia se notó demasiado en el ánimo de algunos.

 

La defensa de Molina no era especialmente presionante, pero Duna no encontraba espacios para pasar el balón a Raúl, y el bajísimo, por no decir nulo, porcentaje de la línea de tres puntos hacía mucho daño a Duna. Todo lo contrario que Molina, a quien además de su número 15, se le unieron a la fiesta otro par de tiradores, que metieron mucho y con buenos porcentajes.

 

Al final el marcador se quedó en casi 20 puntos, una diferencia que va a ser insalvable (salvo milagro) en el campo de Molina. Después de terminar el partido vi caras muy afectadas con el resultado y Juampe va a tener que hacer un trabajo tremendo durante la semana.

 

Intentaré estar en el partido y hacer la crónica a tiempo; en cualquier caso, en el que sí estaré será en de San José, partido que se prevé muy bonito e intenso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s